• 917 464 788

Periodoncia

Las enfermedades periodontales son patologías infecciosas, causadas por bacterias, que afectan a los tejidos que rodean y dan soporte a los dientes, como son las encías, el hueso que los soporta, el cemento del diente o el ligamento periodontal que los une.

Las enfermedades periodontales se agrupan principalmente en dos tipos de patologías, la gingivitis o inflamación reversible de las encías, y la periodontitis también conocida comúnmente como “piorrea”.

La Gingivitis es una infección bacteriana superficial que afecta únicamente a la encía, produciendo una inflamación reversible una vez controlada la causa o causas que la producen. Es frecuente en todas las edades y su principal causa es la acumulación de placa y cálculo (sarro) en nuestros dientes y encías. El sangrado es su principal señal de alerta y puede derivar en periodontitis si no se trata adecuadamente.

La Periodontitis es una infección bacteriana más profunda, que afecta de forma irreversible a los tejidos periodontales o de soporte del diente. A medida que avanza la enfermedad, la pérdida del hueso que rodea los dientes aumenta, produciéndose un espacio debajo de la encía que denominamos bolsa periodontal. En ella las bacterias se acumulan y esconden, aumentando en número y favoreciendo la progresión adicional de la enfermedad, que si no tratamos y controlamos puede terminar con la pérdida de nuestros dientes. Al aumentar la profundidad de estas bolsas periodontales resulta imposible acceder a ellas con el cepillado dental, siendo imprescindible su tratamiento por un odontólogo especialista.

periodoncia

Cuando estas bacterias se encuentran en concentraciones elevadas en nuestra boca pueden convertirse en un riesgo, no sólo para nuestra salud oral, sino también para nuestra salud general. Entre otros, pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, actuar como un factor desestabilizante de la diabetes o favorecer partos pretérmino (niños de bajo peso al nacer).

Si eres mujer, los cambios hormonales por los que pasas a lo largo de tu vida; como la pubertad, el embarazo o la menopausia,  pueden hacer que tus encías estén más susceptibles a la inflación y las enfermedades del periodonto.

En España, según la Encuesta Nacional de Salud, entre el 85-90% de la población padece alguna enfermedad de las encías y aproximadamente un 35% de los adultos presentan Periodontitis.

Lo principal en la prevención de estas enfermedades es la visita regular al dentista para una temprana detección de factores de riesgo que permita retrasar su aparición. En los casos ya establecidos será importante su diagnóstico precoz  para controlar la enfermedad, frenar la perdida ósea y evitar sus posibles consecuencias en nuestra salud general.

Con frecuencia la Periodontitis Crónica avanza lentamente y sin sintomatología aparente para el paciente, hasta fases avanzadas. En fases incipientes o moderadas podemos notar sangrado esporádico o frecuente de las encías, sensación de alargamiento de los dientes, mal sabor de boca o halitosis (mal aliento) y en fases más avanzadas, movilidad de los dientes y molestia en las encías.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Sobre cookies

CERRAR